Todos los días y las 24 horas les invitamos a escuchar lo mejor de la música retro nacional e internacional. Una programación musical especialmente diseñada para acompañarlos en la oficina, el hogar o donde te encuentres.

Somos un medio preocupado de la cultura, el medio ambiente y la unión de las personas por medio de la música. Forma parte del Club, "Club Retro Hits" La música de tu generación.

Nuevas misiones espaciales se lanzarán a la Luna, Júpiter y un mundo de metal en 2023

(CNN) — Este año promete ser extraordinario en lo que se refiere a misiones espaciales, lanzamientos y próximos pasos en la exploración cósmica.

En 2023, la NASA iniciará un viaje a un mundo de metal, una nave espacial dejará en la Tierra muestras sin precedentes de asteroides, una misión histórica a la Luna recibirá a su tripulación y varios cohetes comerciales nuevos podrían hacer su lanzamiento debut.

Hay mucho que esperar, según el administrador de la NASA, Bill Nelson.

«Más descubrimientos asombrosos del telescopio Webb, misiones climáticas que nos dirán más sobre cómo está cambiando nuestra Tierra, ciencia continuada en la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés), desarrollos aeronáuticos pioneros con los aviones experimentales X-59 y X-57, la selección de los primeros astronautas que irán a la Luna en más de 50 años, y mucho más», dijo Nelson en un comunicado.

Mientras tanto, la Agencia Espacial Europea lanzará una misión a Júpiter y sus lunas, enviará un satélite para crear un mapa tridimensional del universo y empezará a entrenar a su nueva generación de astronautas, que incluye a un astronauta con discapacidad física.

publicidad

Estos son algunos de los principales acontecimientos espaciales de este año.

Asignación de tripulación para Artemis II

El año pasado, la misión inaugural del Programa Artemis de la NASA se lanzó con un exitoso vuelo de prueba que envió una nave espacial sin tripulación en un viaje histórico alrededor de la Luna. Y aunque no se espera que el primer vuelo tripulado del programa, la misión Artemis II, despegue hasta la primavera de 2024, el público podría conocer pronto los nombres de los afortunados astronautas que irán a bordo.

La agencia espacial ya redujo su cuerpo de astronautas a 18 aspirantes que reúnen los requisitos para formar parte de la tripulación de Artemis. Y el mes pasado, los responsables de la NASA dijeron que anunciarían la tripulación de Artemis II a principios de 2023, por lo que la noticia podría llegar cualquier día de estos.

Se espera que la misión Artemis II envíe a cuatro personas en un viaje alrededor de la Luna y de regreso a la Tierra.

La siguiente misión, Artemis III, tendrá como objetivo el aterrizaje de astronautas en la superficie lunar por primera vez desde el programa Apolo del siglo XX.

Envío de carga a la Luna

Aunque puede que este año no haya ningún vuelo Artemis tripulado, la NASA tiene planes para colocar robots de aterrizaje en la Luna como parte de su esfuerzo por seguir estudiando el terreno lunar y el entorno de radiación, y buscar recursos que podrían extraerse de la Luna y utilizarse para impulsar la exploración a mayor profundidad en el espacio.

Este programa se denomina Servicios Comerciales de Carga Lunar (Commercial Lunar Payload Services, CLPS) y se basa en asociaciones con más de una docena de empresas privadas que están desarrollando sus propios módulos de aterrizaje lunar.

El primer módulo de aterrizaje que volará en el marco del programa podría ser uno construido por Astrobotic, con sede en Pensilvania, que tiene previsto utilizar su módulo de aterrizaje lunar Peregrine para llevar 11 instrumentos científicos y de exploración a la superficie lunar en los primeros meses de 2023. Aterrizará en Lacus Mortis, un gran cráter situado en la cara oculta de la Luna.

Otras tres misiones del programa CLPS podrían despegar también en 2023, según el sitio web de la NASA.

Imágenes captan la belleza del invierno en Marte 0:56

Júpiter y sus lunas heladas

La esperada misión Jupiter Icy Moons Explorer (Explorador de las Lunas Heladas de Júpiter), conocida como JUICE, despegará entre el 5 y el 25 de abril.

La misión de la Agencia Espacial Europea, que despegará del puerto espacial europeo de la Guayana Francesa, dedicará tres años a explorar en profundidad Júpiter y tres de sus lunas heladas: Ganímedes, Calisto y Europa.

La misión JUICE explorará Júpiter y algunas de sus lunas, como Ganímedes (en primer plano), Calisto (en el extremo derecho) y Europa (en el centro). (Crédito: ESA)

La misión JUICE explorará Júpiter y algunas de sus lunas, como Ganímedes (en primer plano), Calisto (en el extremo derecho) y Europa (en el centro). (Crédito: ESA)

Se cree que las tres lunas tienen océanos bajo sus cortezas cubiertas de hielo, y los científicos quieren explorar si el océano de Ganímedes es potencialmente habitable.

Una vez que llegue a Júpiter en julio de 2031, la nave y su conjunto de 10 instrumentos realizarán 35 sobrevuelos del gigante gaseoso y sus lunas. Algunos de los objetivos de la misión son investigar si alguna vez existió vida en el sistema de Júpiter, cómo el gigante gaseoso dio forma a sus lunas y cómo se formó el propio Júpiter.

Primera prueba de vuelo tripulado de Boeing a la ISS

Boeing lleva una década trabajando en el desarrollo de una nave espacial capaz de transportar astronautas hasta y desde la ISS, y se espera que 2023 sea el año en que este nuevo taxi espacial esté por fin en marcha.

Tras años de retrasos y problemas de desarrollo, la nave, llamada Starliner, completó el pasado mes de mayo una misión de prueba sin tripulación a la ISS que fue considerada un éxito. Y los responsables de la NASA han fijado en abril de 2023 el primer lanzamiento tripulado.

La nave espacial CST-100 Starliner de Boeing despegó en un vuelo de prueba sin tripulación el 19 de mayo de 2022. (Crédito: Joel Kowsky/NASA)

La nave espacial CST-100 Starliner de Boeing despegó en un vuelo de prueba sin tripulación el 19 de mayo de 2022. (Crédito: Joel Kowsky/NASA)

Se espera que la Starliner complete los planes de la NASA de ceder al sector privado la tarea de transportar astronautas a la ISS. La cápsula Crew Dragon de SpaceX ya se encarga de esa tarea, y la empresa pretende lanzar su séptima misión rutinaria de astronautas el mes que viene. Cuando la Starliner entre en funcionamiento, se espera que SpaceX y Boeing se repartan las misiones, con la esperanza de mantener el mayor número posible de personal en la ISS antes de que la NASA retire la veterana estación espacial en la próxima década.

Primeros lanzamientos de nuevos vehículos comerciales

Continuando con una de las tendencias más notables en los vuelos espaciales de la década de 2020, se espera que algunas nuevas empresas de cohetes comerciales estrenen flamantes vehículos de lanzamiento que sean completamente de su propiedad y operados por el sector privado.

Se espera que SpaceX intente el primer lanzamiento orbital de su gigantesca nave Starship. La empresa quiere utilizar el vehículo algún día para poner a los primeros humanos en Marte, y la NASA también espera confiar en el vehículo para su programa Artemis.

La primera nave estelar orbital SN20 de SpaceX se ve cerca de Boca Chica Village, en el sur de Texas, el 10 de febrero de 2022. (Crédito: Jim Watson/AFP/Getty Images)

La primera nave estelar orbital SN20 de SpaceX se ve cerca de Boca Chica Village, en el sur de Texas, el 10 de febrero de 2022. (Crédito: Jim Watson/AFP/Getty Images)

También se está trabajando en otros dos potentes cohetes comerciales: el Vulcan Centaur, desarrollado por United Launch Alliance, y el New Glenn, producto de la empresa espacial Blue Origin, del multimillonario Jeff Bezos. Actualmente se espera que el cohete Vulcan despegue a principios de 2023, mientras que el New Glenn podría hacer su debut en vuelo algún tiempo después. (Hay que tener en cuenta, sin embargo, que los nuevos cohetes suelen sufrir retrasos).

También podrían entrar en escena nuevos cohetes más pequeños, diseñados específicamente para transportar satélites ligeros a la órbita terrestre. Dos empresas estadounidenses, Relativity y ABL Space Systems, podrían inaugurar el año con sus primeros lanzamientos desde Florida y Alaska, respectivamente.

Muestras de asteroides rumbo a la Tierra

Una colección de rocas y tierra del asteroide cercano a la Tierra Bennu llegará finalmente a su destino este año, cuando la nave espacial OSIRIS-REx de la NASA las deje en la Tierra.

La nave, la primera misión de retorno de muestras de asteroides de la NASA, hizo historia cuando recogió con éxito una muestra de Bennu en octubre de 2020.

OSIRIS-REx pasará por la Tierra el 24 de septiembre y dejará caer la muestra, que contiene 2,1 onzas de material de la superficie de Bennu, en el Campo de Pruebas y Entrenamiento de Utah. Si la nave sigue gozando de buena salud, emprenderá una nueva misión para estudiar otros asteroides.

Las muestras revelarán información sobre la formación y la historia de nuestro sistema solar, así como sobre asteroides que podrían estar en curso de colisión con la Tierra.

Un mundo de metal

Tras retrasos inesperados, la primera nave espacial de la NASA diseñada para estudiar un asteroide metálico se lanzará en octubre.

La misión Psyche emprenderá un viaje de cuatro años a un mundo inexplorado con forma de patata situado en el cinturón principal de asteroides entre Marte y Júpiter. La misión estudiará un asteroide rico en metales, también llamado Psyche, que los telescopios terrestres y espaciales solo ven borroso.

Esta ilustración muestra la nave espacial Psyche volando junto a su asteroide homónimo. (Crédito: NASA/JPL-Caltech/Arizona State Univ./Space Systems Loral/Peter Rubin)

Esta ilustración muestra la nave espacial Psyche volando junto a su asteroide homónimo. (Crédito: NASA/JPL-Caltech/Arizona State Univ./Space Systems Loral/Peter Rubin)

El insólito objeto podría ser un núcleo metálico sobrante de un planeta o un trozo de material primigenio que nunca llegó a fundirse, según la NASA. Psyche podría ayudar a los astrónomos a conocer mejor la formación de nuestro sistema solar. Si Psyche es realmente un núcleo, estudiarlo sería como asomarse al corazón mismo de un planeta como la Tierra.

La misión no pudo lanzarse en 2022 debido a retrasos en las pruebas de software y equipos. El equipo de la misión aumentó su personal para terminar las pruebas antes del lanzamiento.

Más misiones científicas

En 2023 se espera el lanzamiento de otras misiones. La misión TEMPO (Tropospheric Emissions Monitoring of Pollution) de la NASA medirá la contaminación cada hora sobre Norteamérica.

La Agencia se asociará con la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial y la Agencia Espacial Europea en la misión XRISM, o Misión de Imágenes y Espectroscopia de Rayos X, para investigar objetos cósmicos de rayos X.

La Agencia Espacial Europea y la NASA también se unirán en la misión Euclid para explorar la energía oscura, una misteriosa e invisible forma de energía que impulsa la expansión acelerada del universo.

Un cometa, una noche estrellada y más. Qué ver en el cielo de enero, según la NASA 1:37

La misión ASTHROS (Astrophysics Stratospheric Telescope for High Spectral Resolution Observations at Submillimeter-wavelengths) lanzará un globo más grande que un campo de fútbol desde la Antártida para estudiar las causas del fin de la formación estelar en algunas galaxias.

Y el pequeño satélite de la NASA llamado Lunar Trailblazer utilizará instrumentos innovadores para recoger datos sobre la cantidad de agua que hay en la Luna.

Santiago
cielo claro
24.8 ° C
25.9 °
21.5 °
49 %
6.2kmh
0 %
Dom
31 °
Lun
32 °
Mar
32 °
Mié
34 °
Jue
27 °

Artículos Relacionados