La gran dama norteamericana del folk, Joan Báez, que actualmente se encuentra realizando su gira de despedida de los escenarios, «Fare Thee Well», pasó anoche por el Festival de Cap Roig, en Calella de Palafrugell, donde ha repasado temas de su dilatada trayectoria y ha presentado otros de su último trabajo Whistle Down The Wind (2018).

Joan Chandos Báez (Staten Island, Nueva York, 1941), más conocida como Joan Báez, es una cantante, compositora y activista estadounidense cuya música folk contemporánea ha incluido a menudo, durante sus seis décadas de carrera, canciones comprometidas con los asuntos sociales y políticos.

La artista ha llegado al Festival de Cap Roig con las entradas agotadas y con el cálido recibimiento de más de 2.100 seguidores, la mayoría de su misma generación, que han escuchado atentos temas de su nuevo disco como «Silver Blade», «Another World» y «Whistle Down the Wind».

Báez, que comenzó su carrera en 1960 y logró un éxito inmediato que sigue vigente a sus 77 años, ha estado acompañada por un músico que ha tocado gran variedad de instrumentos incluido el banjo, su hijo, Gabriel Harris, en la batería y la caja acústica y una cantante que, ha explicado, es su apoyo vocal donde ella no llega, aunque sigue siendo una fuerza musical de la naturaleza.

Tampoco ha faltado «Me and Bobby McGee», de Kris Kristofferson, «Forever Young» o una también muy aplaudida «House of rising sun».

La dama americana del folk ha puesto un primer punto y final a su actuación con la coreada «Gracias a la Vida», de Violeta Parra, una cantautora chilena que se quitó la vida en 1967, a los 49 años, tres meses después de componerla, y que la definió como una de las canciones más «maduras y lindas» y fue tomada por muchos como una alegoría a la vida.

Tras varios minutos de un público en pie sin dejar de aplaudir, Báez volvió al escenario para interpretar «Imagine», de John Lenon, o «The Boxer», de Simon & Garfunkel, ambas cantadas con sus seguidores, que seguían el ritmo con las palmas.

Una afable Joan Báez mantuvo a la grada en pie con un coreado «Blowin’ in the wind», de Bob Dylan, compositor del que ha versionado varias canciones durante su actuación, como «Farewell Angelina» o «(It’s All over Now) Babe Blue» o «Don’t think twice, it’s all right», tema con el que ha abierto su actuación de esta noche.

Tras 100 minutos de concierto y más de una veintena de temas interpretados, la artista newyorkina ha puesto punto y final, esta vez sí, a su actuación en los jardines botánicos de Cap Roig cantando a capella «Swing Low, Sweet Chariot» ante la admiración de sus fans puestos en pie.