Álvaro Henríquez afirmó que su recuperación ha sido “tocando guitarra”, en su primera entrevista tras el delicado trasplante de hígado al que fue sometido hace poco más de dos meses.

En conversación con Radio Bío Bío, el líder de Los Tres dijo que estaba mejorando y que “todos los días se van trazando metas que vas cumpliendo”.

Además, se refirió a la importancia de la donación de órganos. “Después de lo que me pasó es bonito promover esto, que es muy buena onda”, aseguró, admitiendo que, en su caso, “fue bastante rápido todo”.

“Yo personalmente siento que estoy procesando todo lo que ocurrió”, confesó, reforzando que su relación con el equipo médico alrededor de su trasplante “fue como ir a Abbey Road”.

En cuanto a las críticas mientras intentaba lidiar con sus problemas de salud, Henríquez reveló que “cuando uno está haciendo las cosas, las hace lo mejor que puede”.

Respecto a un eventual regreso a los escenarios, declaró con un “estamos trabajando para usted” que le gustaría estar en la próxima edición de la Yein Fonda, en el centro cultural Chimkowe el 16, 17 y 18 de septiembre.

Explicando que esta “vendría siendo como la quinta oportunidad que me da la vida”, el artista expresó que su recuperación es a largo plazo y que su carrera se ha basado en vencer las vicisitudes de la vida, buscando resolverlas paso a paso.

Sobre la preocupación de excompañeros de trabajo como Ángel Parra o Francisco Molina, indicó que “el menos afectado era yo”, y que agradecía el apoyo.

“Lo único que quiero es volver a tocar”, aseguró respecto al cariño de la gente, agradeciéndolo y prometiendo buscar la recuperación para las Fiestas Patrias.