Avril Lavigne llegó a ser conocida como la princesa del pop punk, fue la cantante femenina más joven (sólo tenía 18 años) en conseguir que su primer álbum, Let Go, llegara a las listas de popularidad del Reino Unido y según la revista Billboard es una de las cien artistas más populares de la década del 2000 en los Estados Unidos. Pero repentinamente pareció esfumarse de la escena pública después de lanzar su último disco en 2013.

La decisión se achacó a la necesidad de curarse de la enfermedad de Lyme que padece. Una infección bacteriana causada por la picadura de una garrapata que provoca dolores corporales, fiebre y cansancio generalizado y que puede ser muy difícil de diagnosticar porque sus síntomas se confunden con los de muchas otras enfermedades y que, en algunos casos, pueden seguir provocando dolores musculares y articulares y síntomas en los nervios, incluso después del tratamiento.

 

🎸 @zanecarney

Una publicación compartida por Avril Lavigne (@avrillavigne) el

Desde entonces poco se ha sabido de la cantante, pero ahora ha vuelto a la actualidad del brazo de una nueva pareja y gracias a algunas imágenes que ha compartido en su cuenta de Instagram en las que se le ve componiendo canciones. Un signo que parece anunciar su regreso a los escenarios.

Pero en contra de lo que se pueda pensar sus seguidores se preguntan qué ha sido de esa canadiense que triunfó por su aire de adolescente rebelde. Porque lo que más ha sorprendido a sus fans no es su esperado retorno sino que Avril Lavigne, de 33 años y con dos matrimonios a sus espaldas, parece haber rehecho su vida amorosa junto al multimillonario egipcio Phillip Sarofim, uno de los hombres más ricos del mundo según la revista Forbes que valora su patrimonio en más de 1.270.000 millones de euros. Sarofim es además propietario de un equipo de béisbol de la NFL.

Lo que más desconcierta a los seguidores de la cantante no es su relación sino que parece entregada a todo lo que declaraba odiar en sus canciones, ya que en las últimas imágenes que han aparecido de ella luce bolsos clásicos de marcas exclusivas, compra en tiendas de lujo y parece haber abandonado la estética skater que la caracterizó e hizo famosa.

Según la revista People, que es quien ha confirmado el romance, se trata de una relación reciente y todavía informal, aunque la pareja se acompaña en sus respectivos viajes profesionales y sí es evidente la imagen más formal de la antes rebelde de la canción. Al parecer Avril ySarofim se conocieron en una cena organizada por amigos comunes y lo que sí parece evidente es que de alguna manera esta nueva ilusión ha hecho que la ocho veces nominada a los premios Grammy se haya decidido a volver a mostrarse en público tras retirarse de los escenarios en 2015 a causa de su enfermedad.

Si la relación tiene o no futuro está por ver, pero de momento Philip Sarofim se ha separado de su mujer Lori Krohn, hija de Tracy Krohn, otro multimillonario dueño del equipo de carreras Krohn Racing. Y con una curiosidad añadida que es que el padre de Philip se casó en diciembre de 2014 con la madre de Lori.

Por su parte, Avril Lavigne ha estado casada con Deryck Whibley, cantante y guitarrista de la banda Sum 41 y de quien se separó en 2009; y con Chad Kroeger, cantante y guitarrista de la banda canadiense Nickelback, con quien estuvo casada entre 2013 y 2015 tras una espectacular boda celebrada en un castillo de la localidad francesa de Cannes.