Un grupo de ex fanáticos que quedaron tan decepcionados con el último episodio de “Star Wars”, aseguran tener 200 millones de dólares para rehacerla. Por eso ahora están pidiendo ayuda a través de redes sociales para lograr su propósito. El grupo incluso cuentan con el apoyo del director de la película, Rian Johnson. 

Las distintas respuestas a “The Last Jedi” de inmediato provocaron indignación en las redes sociales tras su estreno, con muchos fanáticos y ex fanáticos de “Star Wars” por igual debatiendo acaloradamente sobre la calidad del filme. La última, y posiblemente más absurda, evolución en la categoría de fanáticos, es un grupo de “fans” que afirman van a crear su propia “The Last Jedi” y que los productores ya están dispuestos a cubrir el precio de 200 millones.

 

La cuenta de Twitter “Remake The Last Jedi” utilizó la red social para lanzar una serie de tweets con el mensaje: “Nuestro equipo de productores está ofreciendo cubrir el presupuesto para una nueva versión de The Last Jedi para salvar Star Wars. ¡Comparte esto y corre la voz para decirle a @RobertIger & @Disney que quieres esto! Esto no es una broma, ¡estamos listos para tener la conversación ahora!”.

Pero este grupo incluso fue más allá y lanzó una página web para explicar más claramente su propósito: “Esta es una campaña para proporcionarle a Disney la oportunidad de corregir el curso con la franquicia de Star Wars. Los fanáticos están completamente divididos y el objetivo central de Star Wars ha sido abandonado” se puede leer en el sitio.

“El objetivo no es hacer feliz a la mitad del fandom por sobre el otro, es hacer una película que en general la disfrute el fandom como un todo. El arquetipo de los héroes de las películas originales es lo que las hizo tan geniales, creó personajes con los que todos podían identificarse, independientemente de sus antecedentes y creencias. El no tener este elemento central junto con la pobre narración de historias, ha hecho que la franquicia sea divisiva y desorganizada”.

Esta propuesta rápidamente se viralizó a través de redes sociales, causando risas y burlas entre los usuarios. Y entre los que comentaron, estaba el mismísimo director de la película, Rian Johnson. Quien retwitteó la publicación de este grupo con un irónico mensaje: