Entramos en la zona caliente de nuestro Top. A continuación los tracks que se han quedado a las puertas del definitivo Top 10 (aunque hay una gran brecha de votos entre estos que te presentamos hoy y los diez primeros con el que acabaremos el repaso mañana). De entre las reacciones más destacadas de ayer nos encontramos con el buen recibimiento que obtuvo Safari of Love de Miro que parece ha sorprendido incluso a algunos diggers avezados. El precio del doce pulgadas original -125 a 189 euros- se dispara tal como comenta Carlo Simula que remarca que el track en ese formato “se grabó originalmente en una cinta analógica 24 pistas por lo que su calidad de sonido es alucinante”. De ahí el precio. Siguen llegando comentarios en los que se echa en falta a gente que no ha obtenido ni un voto. Nos llega por ejemplo un mensaje de Daniel Nellstrum O’Bongo, uno de nuestros encuestados, que dice que le extraña tan poca presencia del disco nacional facturado en los 80. Yo creo que porque al público le ha dado algo de reparo citar lo facturado aquí. “Sólo hay un voto para Golpes Bajos, que tampoco es que sea un tema ortodoxo, pero sí orientado a la pista, echo en falta también el The boogie y algún “berlangazo” -nota: de Carlos Berlanga, se entiende- como Deja de bailar, el dub de radio o el Hell Dance With Me”. Tiene que venir del extranjero un tal Morgan Geist para decirnos que el Fotonovela de un tal Iván se pinchaba como disco de culto en NY para que le hagamos caso a nuestro patrimonio. Yo por echar en falta voy a echar en falta hoy algunas producciones de Bobby Konders como The Poem que seguro se ha quedado fuera porque está en esa fina línea que separa al disco con el proto-house.

20
Tantra – Hills of Katmandu
Philips (1979)

En lo alto de las colinas de Katmandú nos volvemos a encontrar con el proyecto Tantra que ayer nos tiró las cartas del Tarot. En Youtube se acuerdan de las sesiones en The Funhouse, ubicado en el South Bronx (concretamente en el 526 West 26th Street) y atestado de latinos y gente honrada de la clase trabajadora que a principios de los 80 bailaban al son de su sacerdote musical Jellybean Benitez que “pinchaba este tema durante las primeras horas del domingo por la mañana”. También hay testimonios que recuerdan haberlo escuchado en el super club gay The Saint también en NY. Ojalá lo escucháramos nosotros algún domingo de esos que se nos olvida ir a misa.

19
Martin Circus – Disco Circus
Vogue (1979)

La nueva camada de amantes del disco ha premiado a este Disco Circus con un puesto destacado en nuestro Top (una de las parejas de moda en esto del nu disco como In Flagranti también les ha dado el voto, digamos, celebrity star). El disco francés apura sus opciones con un grupo que en realidad le daba al rock en sus dos primeros álbumes firmados con el apelativo Martin Circus. Una de las primeras bandas en utilizar el idioma francés en sus letras ya desde finales de los 60. Con la fiebre del disco sofisticaron sus arreglos como haría un francés sentado en la mesa de un restaurante para gourmets. Oda al hedonismo con unos coros que parecen sirenas de mar pidiendo guerra en la pista de baile. Danny Tenaglia lo sampleó para su tema Ohno. Rendez Vous.

18
First Choice – Let No Man Put Asunder
Salsoul Records (1983)

Volvemos al redil Salsoul que es uno de los sellos más votados del Top. Y volvemos a Phildalephia para encontrarnos con el trío de females First Choice que empezaron a ser conocidas como Debonettes. Tienen un mensaje optimista qué decirte para poder salvar tu relación: “Remember the good times, don’t you want some more? It’s not a perfect love but I’ll defend it. ‘Cause I believe that’s what God intended. We got love too good to throw away. It’s not over between you and me. It’s not over don’t want to be free”. Pues eso. Ahora ya lo sabes. Échale pichón.

17
Space – Magic Fly
Vogue (1977)

La caballería francesa defiende su territorio armada con devastadores sintes. Volvemos a los sonidos robóticos con este irreprochable clásico de la ciencia ficción discoide que es Magic Fly del proyecto marsellés Space comandado por Didier Marouan y sus secuaces Roland Romanelli y Jannick Top. Llegaron a vender más de doce millones de copias de sus tres álbumes que se dice pronto para un sonido que por entonces sonaba a otro planeta. A finales de los 70 la guerra fría empujaba a las mentes más sensibles a poblar otros mundos como ya había ocurrido después de la segunda guerra mundial. Volar con la imaginación es un valor en sí mismo que salvarás muchas vidas en un futuro que se presenta tan ominoso (o más) como hace treinta años. Por suerte estos galos están muy locos.

16
Inner Life – Ain’t No Mountain High Enough (Larry Levan Mix)
Salsoul Records (1981)

Nos vuelven a dar paso desde el Paradise Garage para rendir pleitesía una vez más a Larry Levan que vuelve a entrar en acción con su remezcla del Ain’t No Mountain High Enough. Tema producido originalmente por el artista de la factoría Motown, Paul Riser, uno de los arreglistas más reconocidos en la historia de la música popular americana que puso su arte al servicio de hits como I Believe I Can Fly o My Girl, con el que tuvimos el placer de coincidir en la apertura de la Red Bull Music Academy de Madrid de 2011: “Las oficinas de la Motown en Detroit eran como un templo con las puertas abiertas las 24 horas del día. Porque la creatividad no sabía de horarios. Después de la mudanza de la Motown a New York trabajé con sonidos más precisos, pero menos flexibles. Así era el sonido de Nueva York”, comentaba con una cierta resignación un domingo de octubre de hace tres años en el Matadero.

15
MFSB – Love Is the Message
Philadelphia International Records (1974)

Nos quedamos un rato más en Paradise Garage porque ahora van a pinchar las lentas y es buena oportunidad esta para meter mano. Lo mismo que hizo Larry Levan con este Love is the Message que se alza con una más que destacada decimoquinta posición. Igual que Danny Krivit que con el edit de este mismo tema ha conseguido algún voto que ha caído en saco roto. La célula de operarios conocida como Mother Father Sister Brother -también conocida como “TSOP (“El auténtico e inimitable sonido de Philadelphia”)- se encargó de meterle mano a la producción a otras apuestas de corte parecido que también han tenido espacio en este Top como Harold Melvin & the Blue Notes o The O’Jays.

14
The Immortals – The Ultimate Warlord
RCA Victor (1979)

“People down on Earth, Don’t you realize what your life is worth? I can see you clear, Time is growing short”. Celestial aviso que nos llega de unos angelitos que nos sirven unos coros que siguen poniendo la piel de gallina. “Me corto las venas con un billete de dos pesos, viejito. Qué pedazo de tema”, dice un usuario en Youtube. Me encanta la expresión. Volvemos al año 79 acompañados por The Inmortals, Uno de esos proyectos que afloraron a final de los 70. Todo un “one hit wonder” con el que Ian Guenther y Willi Morrison pasarán a los anales. Cuatro años después conseguirían otro ‘ace’ como un templo con el proyecto Hi NRG American Fade; I’m alive. En materia disco, Canadá también existe.

13
Mr Flagio – Take A Chance
Squish (1983)

Lo estábais esperando muchos. Vuelve el italo al Top 50 con este tema de Mr Flagio que no necesita presentación. O no debería necesitarla porque ha sido ampliamente reivindicado por grandes y pequeños. Vuelven las voces vocoderizadas al Top gracias a esta obra cumbre de Flavio Giorgio que ha conseguido colar este tema pese a las dudas de si el italo entraba o no entraba en los favoritos del disco. Pues si que entra, claro que si, y le ha ido de medio tubular que no se mete entre los diez primeros. La maglia rosa del giro del italo lo viste Flavio.

12
Macho – I’m A Man
Goody Music Records (1978)

La versión disco del tema que ya cantaban en los 60 The Spencer Davis Group, en el que militaba la vieja marmota Steve Winwood, se queda a las puertas del Top Ten (y que curiosamente samplearon The Prodigy para su tema Breathe del álbum The Fat of The Land, mucho ojo con eso porque no se aprecia a la primera pero si). Un veterano de guerra norteamericano que deja su testimonio en Youtube: “Yo estaba en la fuerza aérea en el extranjero en Alemania cuando este I’m a man golpeó las pistas de baile. Yo era el DJ de base, uno de ellos, sin embargo estaba suscrito a un grupo de correos de novedades editoriales, por lo que recibía discos promocionales en formato diez pulgadas. I’m a man era uno de ellos”. No, si en una base aérea norteamericana de finales los 70 precisamente lo que más debía haber son precisamente eso: muchos machos reivindicándose. No me lo quiero ni imaginar.

11
Harry Thumann – Underwater
Baby Records (1979)

Como que no hay alemanes en el Top 50… Precisamente acabamos con el once y para ello nos vamos hasta baviera para recordar al productor alemán de los rizos de oro y el bajo dorado, Harry Thumann que nos dejó en 2001 después de grabar dos álbumes: American Express (1979) de donde se extrae este Underwater y Andrómeda (1982) ya en el emporio discográfico germano Hansa International -casa en la que grababan otros grandes olvidados como Boney M- que es de donde sale su otro track culmen que es The Sphinx. ¿Aparecerá The Sphinx entre los diez primeros temas? Mañana salimos de cuentas y de dudas.