Seguimos la senda que nos marca el Top 50 Disco ever. Seguimos por una senda muy negra. Seguimos recibiendo algunas quejas, no muchas, pero si algún mohín, porque el eurodisco no cuenta con demasiada presencia en el Top general. No han aparecido casi productores franceses, por ejemplo, me citan a Massiera cuando llego a casa a cenar. Yo respondo que tampoco aparece Alexander Robotnick. Un mensaje políticamente incorrecto apunta a que la gente ha sido muy politicamente correcta votando a tanto “negro” (sic). Una curiosidad de corte ‘blanco’. Los new wave Talking Heads han tenido mala suerte, han sido votados tres veces con tres temas distintos, pero no salen en la lista general porque al menos se requerían dos votos. Se habla también que, y os leo textualmente, es un pecado que el For your love de Chilly haya quedado relegado al puesto 40 y que nos hemos dejado en el tintero a Peter Brown. Empiezan las suspicacias lógicas en un evento de este tipo. Pero también nos llegan mensajes interesados en algunos de los temas ‘raritos’ que Jussi Kantonen incluyó en su Top publicado en la primera entrega. Complicado asunto teniendo al finlandés de digger. Ojo a ese ‘Ninos’ de unos tal Bomberos. Red ampliada en Soulseek para ver si lo encontramos. Ni rastro. Al final damos con él en Discogs y nos enteramos que en realidad son Los Bomberos y el tema se titula Las niñas y está fechado en el 74. Tres euros que cuesta el single desde Canadá. Lo publica un “sello” italiano que tiene pinta de ser más pirata que el pobre Pantani. Ah, esto de las listas es un espectáculo humano sin paragón.

30
Chic – Le Freak
Atlantic (1978)

Le Freak es el cuarto tema que incluyen en la lista los glotones Chic que a estas alturas parece que se lo van a comer todo. Ya lo hicieron en 1978 cuando convirtieron su álbum C’est Chic -Le Freak como tercer single de este largo después de otros bombazos como I Want Your Love y Chic Cheer, aunque más de 30 años más tarde parece mentira que Le Freak no fuera el que abriera la veda- en el disco más vendido en la historia de Atlantic Records. ChicChicChic. !!!

29
Azoto – San Salvador
Vedette Records (1979)

De nuevo instalados en 1979 que ya os dijimos que es el año más votado de todos los que tejieron la fiebre disco. Y volvemos a Italia donde el disco azzurri se defiende con uñas y dientes. Azoto es el proyecto de estudio de Celso Valli al que también se le deben aportaciones en proyectos que tienen representación en esta lista como Macho, Passengers o los enormes Tantra, así como un proyecto que nos gusta ya desde el nombre, Mandrillo And Muppets Band con apenas movimiento editorial en ese mismo año 79. Los arreglos del tema corren a cargo de Giuseppe Cantarelli, francotirador de estudio que trabajó con la santísima trinidad formada por Aretha Franklin, Quincy Jones y Michael Jackson. Sea como fuere, espectacular quilombo el que podían llegar a liar en un estudio de televisión.

28
The Whispers – And the Beat Goes On
RCA Victor (1979)

Volvemos a ponernos solemnes con este súper clásico, And the Beat Goes On. Todo el mundo de pie. Una chispa de disco soul para relajar los ánimos. Bueno, seguro que alguno pensará que estos temas que aún se escuchan en la FM para adultos deberían dejar paso a otros más, digamos, modernos. Pero, amigo, la vida es un seguir con el beat que sigue estirándose como un chicle. “And the beat goes on. Just like my love everlasting. And the beat goes on. Still moving strong on and on”. Y así hasta el infinito.

27
Miro – Safari Of Love
Vedette Records (1977)

Año 77. El año de punk y del fervor disco que ya era imparable por entonces. Un año por descubrir según el Dj barcelonés Jordi Telexketch: “1979 era mi año preferido en esta materia pero ahora, tras descubrir cosas del ’77, lo prefiero, mucho siete pulgadas eurodisquero por descubrir”. Y de ese año entra en el 27 el proyecto del italiano Mario Baldoni, con dos álbumes con su proyecto Miro en Vedette Records: Real Life Games (1977) y Ambiguità ‎(1979). Del primero se extrae este Safari del amor que ha votado el triplete de la “facción europea” formado por el eje Kantonen-Simula al que esta vez se le une Guillaume Des Bois (éste último como representante del últimamente muy en boga sello Macadam Mabo). Italia le echa violines al asunto. Y qué violines!

26
Kano – It’s A War
Emergency Records (1979)

“Una advertencia para el profeta. Para el mentiroso, a los honestos. Esto es la guerra. Para el líder, el paria, la víctima, el Mesías. Esto es la guerra”. Una lista de preferencias musicales es como una guerra. A nadie le gustan pero son inevitables. Todo el mundo acaba perdiendo y nadie acaba contento. Y en esta guerra no podía faltar el proyecto Kano. Porque esta guerra la empezó él. Kano son al italo lo que Juan Atkins al techno. The Originator. Ente de estudio formado por tres tapados como Luciano Ninzatti, Stefano Pulga y Matteo Bonsanto pero con una puesta explosiva en escena que recordaba en algo a Boney M (con esos movimientos robóticos que hicieron furor a primero de los 80). “Es el momento de la verdad y el momento de mentir. El momento de vivir y el momento de morir. El momento de luchar, el momento de luchar, luchar, a luchar, a luchar”. Ahí siguen muchos, en las barricadas.

25
Jimmy ‘Bo’ Horne – Spank
Sunshine Sound Disco (1979)

Otro de los clásicos populares que más que a discoteca, remiten a radio en casa de muy pequeño con tu madre al lado. Spank consigue colocarse justo en la mitad de la tabla. Estamos en el ecuador de la lista. Aunque en realidad este tema fue santo y seña de locales como Studio 54. Jimmie Horace Horne Jr. al que un error del departamento de promoción de su sello T.K. Records re-bautizó inicialmente como Jimmy (y así se quedó para la posteridad que le otorga haber firmado este Spank). Años después algunos productores de garage y el house tomaron nota de este portazo en los morros. El tiempo sigue sin poder borrar la sexualidad a flor de piel de un tema que también nos acompañará siempre.

24
Tantra – A Place Called Tarot
DDD (1982)

Europa devuelve los golpes que le endosa EE.UU. con la entrada de Tantra a escena. Excelente el remix que hicieron los Idjuts Boys para el sello de disco Tirk hace justo diez años y que despliega, en unos nada despreciables once minutos, la esencia de este infalible tema de campanas que tañen a guerra. Cabría esperar que nos encontrásemos con ellos unos días más tarde en la cima de unas montañas muy altas. El ritmo tántrico.

23
Idris Muhammad – Could Heaven Ever Be Like This
Kudu (1977)

“Por entonces bailábamos en locales de acid jazz hasta que nos dimos cuenta que era Larry Levan el que nos ponía en trance con sus sesiones. Nunca nos recuperamos de aquello”, cuenta un afortunado usuario en Youtube. Otro hablan que es de antes del Paradise Garage, concretamente un habitual de la segunda etapa de The Gallery en el que pinchaba Nicky Siano. Referencias temporales al margen, este Could Heaven Ever Be Like This de este baterista de la América profunda de nombre original Leo Morris parece producido por y para almas nobles que le han premiado con el 23 de nuestro Top 50.

22
Metro Area – Miura
Environ (2002)

A cinco días para acabar el recuento de votos sonaron todas las alarmas en la redacción porque aún no había aparecido citado ni una vez este clásico, digamos, contemporáneo. Metro Area consiguieron imprimir un no sé qué no sé qué cuantos al clásico sonido New york y enganchar a muchos jóvenes que por entonces tenían que recurrir al digging para satisfacer su gusto por el disco. Su tema más conocido es este Miura que se cansó de pinchar en el Nitsa Marc Piñol cuando era Dj De Mierda y que aunque no haya votado le vamos a dar por presente. Aquellos siete maxis en el periodo bisagra entre finales de los noventa y finales de los dos mil con temas como Atmosphrique, Piña o este Miura, ofrecieron otra dimensión de lo que era al disco con hechuras clásica y norteamericanas a gente de todo el mundo que venía, por ejemplo, del techno o del house (o no quería oír ni hablar del minimal imperante). The Regenerators.

21
Dexter Wansel – Life On Mars
Philadelphia International Records (1976)

Y para acabar con este tercer tramo de Top cogemos el puente aéreo Philadelphia-Marte. Y allí nos encontramos con Dexter Wansel que es responsable de un tema que contó con la colaboración del trío Instant Funk y en el que se escuchan unos coros celestiales de unas marcianitas que todo el rato te recuerdan que están en marte (supongo que para que no te equivoques y pienses que estás en Philadelphia, por poner el caso). Un juego de imaginería típica de la ciencia ficción rodea a un álbum al que no le hizo falta ningún tipo de marketing extra al que se considera trabajo más robusto de este teclista que es orgullo de Pennsylvania. Hablando del espacio, uno de los temas más house de un grupo de otro planeta como Global Communication, por lo general más cercano al ambient, The Way, le debe un sampler al propio Dexter Wansel (“The Sweetest Pain”). No es extraño que aparezca en ese Hall of Fame de los breaks que es la serie Ultimate Breaks and Beats.