Un comunicado de 26 palabras fue suficiente para anunciar su separación. Gerard Piqué, de 35 años, y Shakira, de 45, daban por terminada su relación el pasado mes de junio después de 12 años juntos y dos hijos en común, Milan y Sasha. Casi cinco meses después de la noticia, la cantante colombiana estrena su primera canción postruptura, Monotonía, junto al puertorriqueño Ozuna, un tema que deja pistas de lo que ocurrió con el futbolista catalán.

Faltaban 10 minutos para el gran estreno y en el canal oficial de música de Shakira había 19.518 usuarios en espera. Los seguidores de la cantante colombiana llevaban la cuenta regresiva en el chat. Todos esperaban la venganza cantada. Gente de toda Latinoamérica contaba en el foro YouTube cómo las canciones de Shakira les han ayudado a superar sus decepciones amorosas. “Qué gran ejemplo de superación”, comentó Giovanni desde Perú. A lo que la usuaria Xiomara Vargas respondió: “En el momento más oscuro de su vida la música la ha salvado y a través de esta canción ella nos expresa su sentir”.

En el vídeo, Shakira habla sobre el amor y acepta que el suyo no ha muerto, pero sí es rotunda en afirmar que su amor propio es más importante que una relación. Utiliza frases como: “Este amor no ha muerto, pero está delirando ya”. O: “Yo te quiero, pero es que yo me quiero más a mí”. Además, la cantante se desahoga y dice, en lo que resulta una clara referencia a su expareja, que nunca le dijo nada, pero que le dolía. ”Te olvidaste de lo que un día fuimos” o “me dejaste por tu narcisismo” son algunas de las frases que rápidamente todos sus seguidores han empezado a compartir en redes. Mensajes que acompañan a un videoclip en el que se ve a la cantante visiblemente emocionada y llorando en un supermercado, sufriendo por la pérdida del amor y, lo más llamativo, con un enorme agujero en su pecho del que cae su corazón, que va recogiendo mientras cae y es pisoteado. Aunque termina ganando su amor propio, cuando lo guarda bajo llave.

Día tras día desde el 6 de octubre, cuando se anunció el estreno de la canción, Shakira ha estado publicando en su cuenta de Instagram —donde acumula casi 77 millones de seguidores— pequeños adelantos: “No fue culpa tuya, ni tampoco mía, fue culpa de la monotonía”, entonaba la artista en una de sus primeras promociones. Desde entonces, la artista ha continuado difundiendo referencias. Una de las más impactantes, y que ayudó a elevar las expectativas sobre el tema, fue un vídeo corto donde se veía a un hombre pisotear un corazón aparentemente humano. En otras de las imágenes, el corazón (ya en forma de ilustración) era atravesado por un cuchillo. Una de sus últimas publicaciones, antes del esperado estreno, ha sido una versión acústica de una de las estrofas de la canción. En el vídeo, se ve a la intérprete afectada y emocionada, al igual que en el primer teaser del videoclip.

/gap