Camila Cabello aprovechó su comparecencia en el programa, The Street You Grew Up On, para declarar que la revolución emprendida en Cuba por los hermanos Fidel y Raúl Castro fue un fracaso.

La intérprete de “Havana” destacó durante la entrevista con la actriz Kerry Washington que el sueño que le vendieron a sus abuelos comenzó a venirse abajo con la generación de su madre.

“La revolución empezó con mis abuelos y cuando llegó la generación de mi mamá empezó a desmoronarse. Ya la luz se iba por días, había escasez de comida, existía racionamiento. Entonces la generación de mi mamá estaba como ‘ay, este intento de sueño que le vendieron a la generación de mis padres no está funcionando’, así que se fue a México y ahí conoció a mi papá”, declaró la joven cantautora y actriz.

Cabello, quien nació en La Habana, llegó a Estados Unidos a los siete años de edad junto a su madre. Dijo que esta se dio cuenta que no tenía oportunidades para destacarse como profesional y que la situación económica en Cuba estaba pésima. Su padre, que es mexicano, tardó un año para reunirse con ellas en Miami.

“Desde que nací hasta los siete años estuve de ida y vuelta de Cuba a México. La calle donde siento que tengo más recuerdos olfativos, memoria visual, es la Calle 86, en La Habana. Creo que los cigarrillos desencadenan algo porque mi abuela fumaba desde los 15 años”.

Afirmó que también recuerda las grandes reuniones familiares, comida y sobre todo música…vivencias que todavía la acompañan hoy, y que allanaron el camino para su carrera.

“Creo que estoy realmente inspirada por la forma en que crecí. Una parte muy pequeña de mi vida. Mi abuela estaba obsesionada con la música y hacía cintas mixtas de boleros. Ella siempre me decía: ‘Tienes que hacerme un bolero’. La música es una gran parte de mi familia. En mi casa en Cuba hacían estas grandes fiestas y había baile toda la noche. Mi abuelo hacía el puerco, mi abuela los frijoles y al final de cada fiesta mi abuela y mi papá cantaban juntos”.

En esta entrevista, Camila Cabello llevó a Kerry Washington a un viaje desde Cuba, a México, a Miami. Paseó por la calle de La Habana donde nació y reflexionó sobre los desafíos de dejar su país y empezar una nueva vida. Siempre manteniéndose fiel a sus raíces, su pasado influye en su composición, su canto y la actuación. Su historia cierra el círculo, ya que vino a Estados Unidos para visitar Disney World y terminó poniéndose zapatos de cristal como la primera Cenicienta latina.