La también actriz británica lució un microtop color gris y una minifalda del mismo tono, mientras que su maquillaje estuvo acompañado por brillitos y unos tenis. Sin embargo, todo lo que se agregó en su rostro para darle otro sentido a su look fue a lo que menos le prestaron atención los presentes.

La compositora fue una de las artistas más esperadas durante el ‘Lovestream Festival’ que realizaron en Bratislava, capital de Eslovaquia. Para sorpresa de muchos, el espectáculo fue mejor de lo que esperaban porque se lució durante toda su presentación, pero sin duda, su baile cautivó tanto a hombres como a mujeres.

La modelo siempre ha sido caracterizada por la calidad de sus conciertos, incluso, por los bailes y hasta las estrepitosas caídas que ha protagonizado, pero esta vez fue diferente porque se sintió en confianza con su público hasta tomar el soporte de su micrófono de una manera bastante delicada. Posteriormente, fue bajando de una forma sensual y al llegar al suelo fue donde se inspiró para hacer lo que dejó a muchos perplejos.