Spielberg también se ha convertido hoy, además, en el primer cineasta de la historia en producir once películas que han luchado por una estatuilla al mejor largometraje del año. Ninguna otra persona en la historia de Hollywood había alcanzado esa cifra.

La primera vez que los Oscar se fijaron en el trabajo de Spielberg fue en 1978, por Close Encounters of the Third Kind, y la última este 2022, gracias a su labor al frente de la nueva adaptación cinematográfica de West Side Story. El ‘remake’ del emblemático musical es también uno de los filmes que aspira a hacerse con el premio estrella de la gala, el de mejor película.

La cosa no acaba aquí. Como Spielberg es, además de director, productor del citado filme, la candidatura a mejor película de West Side Story le entrega otra marca histórica: la del productor con más nominaciones de la historia, con once películas con este reconocimiento.

Otro dato a tener en cuenta es que con el musical, pielberg suma su octava candidatura a mejor director, tan solo igualado por el carismático Billy Wilder (8) y superado por Martin Scorsese (9) y William Wyler (11).

Hay además otro recuento que convierte a Spielberg en el rey de los Oscar. Si se suman todas las nominaciones que han conseguido sus producciones, ya sean a mejor fotografía, actor, actriz o efectos especiales, entre otros, la cuenta sale a 138 candidaturas. La filmografía de William Wyler, uno de los titanes del Hollywood dorado, sumó solo 132 nominaciones por cintas como Ben-Hur o Roman Holiday.