Leonardo DiCaprio fue blanco de críticas tras ser visto junto a su novia Camila Morrone y un grupo de amigos en un increíble yate privado. ¿La razón? La embarcación produce 238 kilogramos de dióxido de carbono por kilómetro, algo poco amigable con el medioambiente. El dato choca con la realidad del actor, que lleva adelante una cruzada por el cambio climático.

Todo se dio luego de que el embajador del cambio climático de la ONU fue descubierto por los paparazzi en sus vacaciones en el Caribe, preciosamente en las costas de Saint Barth. El actor se encontraba disfrutando de unos días de calor a bordo del lujoso barco del multimillonario suizo Ernesto Bertarelli, pero fue criticado por los niveles de contaminación que genera ponerlo en funcionamiento.

El medio Daily Mail explicó que el yate por el que se trasladaron DiCaprio y Morrone para pasar sus vacaciones produce 238 kilogramos de dióxido de carbono por kilómetro, casi tanto como lo que un automóvil británico promedio emite en tan solo dos meses.

Asimismo, remarcaron que la nave tiene un valor de 150 millones de dólares y su modelo es Vava II, uno de los más grandes creados en Gran Bretaña con capacidad para 50 tripulantes. Además cuenta con una pista para helicópteros, varias habitaciones y una gran pileta para pasar los días con todas las comodidades.

/gap