Muchos son los casos de actores que trataron de llevar al límite la vivencia de sus papeles, como fue el caso de Joaquín Phoenix que, para interpretar al Joker, siguió una dieta diaria compuesta por una manzana, lechugas, ejotes al vapor y pescado, lo que le supuso una pérdida de 23 kilos.

Como este caso, destacan otros tantos intérpretes que han tratado a toda costa de mimetizarse con su personaje para realizar puestas en escena impactantes y significativas para el público y la crítica; sin embargo, no todo gira alrededor de la pérdida de peso y es que existen anécdotas sumamente memorables de actores que en cuestión de pocos meses debieron engordar muchos kilos.

 

Sylvester Stallone

Si alguien debe liderar a los reyes de la transformación corporal es Sylvester Stallone, que ya en 1997 sorprendió al público con un aumento de 18 kilos para interpretar las frustraciones del icónico sheriff Freddy Heflin en Cop Land.

 

George Clooney

En cuestión de adaptación corporal George Clooney no se queda atrás y es que su papel como Robert Baer en Syriana, requirió de un aumento de peso extremo: ¡13 kilos en 30 días! Si bien esto supuso grandes dificultades para el actor, por no decir que fue una situación riesgosa para su salud, sus esfuerzos fueron premiados con el Óscar a Mejor Actor de Reparto.

 

Matthew McConaughey

En contraposición al caso de Clooney, Matthew McConaughey vivió su fase de aumento de peso como uno de los mejores momentos de su vida y es que el actor tuvo 6 meses para comer cuanto quisiera. Tanto así que en el programa de Ellen reveló entre risas que en su casa lo apodaban el Capitán Diversión por basar su dieta en hamburguesas y cervezas.

 

Christian Bale

Otro caso muy sonado fue el de Christian Bale, que tras perder 30 kilos para rodar El Maquinista, tuvo que entrar en fase intensa de aumento de peso a lo Clooney para recuperar esos 30 kilos de cara al rodaje de La Gran Estafa Americana. Sus interpretaciones fueron excelentes en ambas películas, aunque inevitablemente muchos fans se preocuparon por los efectos que podrían tener las oscilaciones de peso en su salud.

 

Charlize Theron

El aumento de peso no es solo cosa de hombres y una buena representante de ello fue la actriz Charlize Theron. Luego de modificar su apariencia para interpretar a Aileen Wuornos en Monster junto con Christina Ricci (lo que le supuso alterar su dentadura, depilar sus cejas y bajar de peso), la actriz aumentó rápidamente 13 kilos. Unos esfuerzos que también fueron premiados con el Óscar a la Mejor Actriz.

 

Santiago Segura

Por último, como representante de las modificaciones corporales se encontraría el actor español Santiago Segura, reconocido por su papel como Torrente. El actor tuvo que aumentar 25 kilos en 1998 para Torrente: El brazo tonto de la ley. Si bien en las siguientes secuelas moderó sus aumentos de peso, ya que a sus más de 50 años el actor expresa la necesidad de cuidar su salud.