Shakira es la más reciente portada de Vogue México y analizó los ‘looks’ con los que más ha impactado a sus seguidores y mencionó uno que la horrorizó.

Justo para promocionar la edición que la artista protagonizó, que conmemoró sus 30 años de carrera musical, el medio la hizo recorrer parte de su historia con las pintas que usó en varios eventos importantes.

Entre los ‘looks’ que calificó la barranquillera, quien demostró que habla en 6 idiomas, estaba uno de los Premios Grammy, para los que fue vestida con un traje rojo y, según ella, apenas tenía 24 años cuando logró acceder a la lista de nominados.

Aunque la intérprete de ‘Me enamoré’ aseguró que casi siempre ha sido muy acertada con sus pintas, hubo una que llamó particularmente su atención y fue la que lució en el ‘Celebrities Honored’, en 2012; el evento lo organizó el Ministerio de Cultura de Francia.

Hace 9 años la colombiana experimentó uno de los cambios de imagen más marcados de su carrera y lo vivió gracias a Montserrat Bernabeu, su suegra y madre de Gerard Piqué; el evento ocurrió 2 años después de que la cantante formalizara su relación con el jugador del Barcelona.

En ese momento, Shakira llevaba un tono rubio intenso en su pelo y lo cortó a la altura de sus hombros; según explicó la artista, su suegra le aconsejó pasarse la tijera y eliminar todo el cabello maltratado.

“El peor error de mi vida. Suegra, no te vuelvo a seguir consejos estéticos“, aseguró la intérprete de ‘Suerte’, a quien Mia Khalifa intentó imitar y terminó decepcionada.

/gap