La final de la UEFA Champions League es de lo eventos deportivos más observados a nivel mundial. Con el Manchester City y el Chelsea como protagonistas en el Estadio do Dragão, el show previo debe estar a la altura de las expectativas de todos los televidentes. En este caso, el DJ estadounidense Marshmello, el artista Khalid y la cantante Selena Gómez fueron quienes animaron al público minutos antes de que arranque el partido.

Con un show de seis minutos y con algunos temas clásicos de sus repertorios musicales, los animadores realizaron una atractiva previa que finalizó segundos antes de que los equipos salten al terreno de juego en Portugal. Muchos efectos especiales y cambios de cámara fueron los condimentos seleccionados por los músicos para captar la atención de todo el público que esperaba el pitazo del duelo definitorio.

Este ha sido un año realmente diferenteEspero darles a los fans del deporte, la música y del entretenimiento puro un espectáculo nunca antes visto. Eso es exactamente lo que le voy a ofrecer al mundo: un espectáculo que todos puedan disfrutar”, había asegurado el artista Marshmello al revelar que participaría como protagonista en la una de las grandes citas del fútbol mundial.

Luego de que suene el clásico himno de la Champions League, aparecieron los artistas a realizar su parte. En los primeros cinco minutos estuvo el DJ (quien siempre aparece con una máscara con la forma de un malvavisco) con apariciones intermitentes de Khalid y para cerrar, los últimos sesenta segundos fueron destinados para la cantante oriunda de Texas quien demostró todo su talento con el tema ‘Wolves’.

La comparación con su par The Weekend por su aparición en el show de entretiempo en el último Super Bowl fue imposible de evitar. Algunos hinchas opinaron que fue mejor el de la Champions League y otros cibernautas aprovecharon para realizar los clásicos memes que inundaron las distintas redes sociales. Pero lo cierto es que la ceremonia tuvo más impacto positivo que negativo.

Vale recordar que originalmente la final se iba a celebrar en Estambul pero por cuestiones sanitarias causadas por la expansión del coronavirus en Europa, se decidió cambiar la sede a Portugal. El Estadio do Dragão se vistió de gala para recibir al partido culmine de la Champions League y los artistas encargados de realizar la previa no decepcionaron a todos los fanáticos del deporte que estuvieron atentos minutos antes del inicio del encuentro.

/gap