Los fans chinos de la popular serie “Friends” no ocultaron su enfado al ver que la censura eliminó a estrellas como Lady Gaga, Justin Bieber o la banda coreana BTS de las imágenes del programa especial que reunió a los protagonistas.

El show e “Friends”, disponible desde el jueves pasado en la plataforma HBO Max en Estados Unidos, fue difundido después por tres plataformas chinas, pero las intervenciones de estos populares invitados fueron eliminadas.

Lady Gaga está en la lista negra de las autoridades chinas desde que en 2016 se reunió con el Dalai Lama, líder espiritual tibetano.

Bieber corrió la misma suerte cuando publicó un autorretrato en el Yasukuni Shrine de Tokio, un lugar de culto sintoísta donde se rinde homenaje a los japoneses muertos en las guerras, entre ellos 14 criminales de guerra condenados por los aliados tras la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial.

Justin BieberJustin Bieber

La banda BTS provocó la ira del Partido Comunista chino el año pasado cuando omitieron referirse a los chinos fallecidos durante la guerra de Corea en un discurso sobre el dolor provocado por los enfrentamientos en la región.

Las plataformas chinas que emitieron el episodio especial de “Friends” no respondieron a las preguntas de la agencia de noticias AFP sobre estos cortes.

La serie fue muy popular en China y se usaba en las escuelas para aprender inglés.

“Llevaba semanas esperando para verla y la versión difundida en China estaba destrozada”, escribió un internauta en las redes sociales. “¿Los censores no pueden ni siquiera dejarnos disfrutar de una serie?”, se preguntó otro.

El reencuentro de “Friends”

Diecisiete años después de su adiós, las seis estrellas de “Friends” se reunieron en un programa especial que mezcló momentos de mucha nostalgia y emoción para los fans, con algunos tramos de relleno e invitados que tienen muy poco que ver con la serie.

Rachel, Monica, Phoebe, Joey, Chandler y Ross. Estos seis nombres son historia de la televisión gracias a la deliciosa conexión para la comedia que exhibieron Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc, Matthew Perry y David Schwimmer.

Con diez temporadas de enorme éxito y 236 episodios en total, “Friends” llevó las desventuras y locuras de un grupo de neoyorquinos a las pantallas de todo el mundo.

Todo lo que tocó “Friends” se convirtió en un icono global, desde la cabecera con “I’ll Be There For You” de The Rembrandts, al sofá de la cafetería en la que se juntaban estos seis amigos.

A ese enorme fenómeno apeló precisamente el especial “Friends: The Reunion”, que no fue un capítulo de ficción sino un programa retrospectivo que combinó entrevistas de la mano de James Corden, juegos pensados para los seguidores de la serie, recreaciones de escenas famosas, instantes íntimos entre los seis actores y algunos invitados ajenos a esta comedia y cuyo fichaje resulta aquí difícil de explicar.

“Bueno, dónde está la caja de los pañuelos”.

Así resume Aniston, nada más empezar el programa, el alto contenido emotivo, de lágrimas y de recuerdos en el que se basa “Friends: The Reunion”.

Uno de los momentos más conmovedores se da en el comienzo, cuando los seis actores entran en silencio y en solitario a los estudios de Warner Bros. donde se rodó la serie.

El piso de Rachel y Monica, el café Central Perk y el apartamento de Chandler y Joey, todos ellos lugares imprescindibles de “Friends”, son los espacios ahora inertes en los que los seis protagonistas se reencuentran entre abrazos.

El especial vuela alto justamente cuando más se aproxima a los actores y se olvida de todo lo superfluo para subrayar una amistad en mayúsculas que casi les convirtió en una familia.

Pero en ese viaje al pasado no solo brillan los protagonistas y sus confidencias.

También aparecen en “Friends: The Reunion” los creadores de la serie, David Crane y Marta Kauffman, hablando de la gestación y el cásting de “Friends”, y algunos secundarios ilustres como Tom Selleck (Richard en la serie), Maggie Wheeler (Janice) o James Michael Tyler (Gunther).

Rachel y Ross: ¿Amor fuera de la pantalla?

La relación intermitente entre Rachel (Aniston) y Ross (Schwimmer) fue uno de los pilares narrativos de “Friends”, pero parece que la atracción sentimental entre los actores no se limitó a la ficción.

Según cuentan en el especial, Aniston y Schwimmer sintieron que su química iba mucho más allá de la serie en la primera temporada, pero detallaron que no fue posible una relación entre ellos ya que nunca coincidió que ambos estuvieran libres y sin pareja.

En tono cómico, Aniston recordó haberle dicho a Schwimmer que sería una pena que su primer beso no fuera en la vida real sino en la televisión y frente a todo el país.

Y así fue. La primera vez que nos besamos fue en la cafetería del Central Perk”, concretó la actriz al señalar de forma enigmática que en ese instante quizá se colaron en la ficción algunos sentimientos muy reales.

(Con información de AFP y EFE)