Recibí el primer pinchazo de Astrazeneca y enseguida tuve reacciones severas que duraron diez días. Finalmente me recuperé y me dijeron que pasarían doce semanas antes de la segunda dosis”, afirmó Eric Clapton, de 76 años, que recibió la dosis inicial de la vacuna el pasado mes de febrero.

El músico le trasladó este mensaje a su amigo Robin Monotti Graziadei, un arquitecto italiano que reside en Londres. La revista Rolling Stone ha informado de que Monotti ha publicado el texto con permiso de Clapton, que no ha escondido que su experiencia con la inoculación no fue precisamente idílica.

La segunda dosis llegó seis semanas después y sus sensaciones tampoco mejoraron: “No hace falta decir que las reacciones fueron desastrosas, mis manos y pies estaban congelados, entumecidos o ardiendo, y prácticamente inútiles durante dos semanas. Temí que nunca volvería a tocar (sufro de neuropatía periférica y nunca debería haberme acercado a la aguja), pero la propaganda decía que la vacuna era segura para todos”.

Stand and Deliver, canción contra el confinamiento

Eric Clapton grabó, junto a Van Morrison, la canción Stand and Deliver, contra el confinamiento. El músico confesó que recibió desprecio tras ello. “Somos muchos los que apoyamos a Van y sus esfuerzos por salvar la música en vivo; él es una inspiración. Debemos ponernos de pie y ser contados porque necesitamos encontrar una salida a este lío. La alternativa es no pensar en trabajar. Es posible que la música en vivo nunca se recupere”, se sinceró.

/gap