Primero se lanzaron en contra de Pepe Le Pew y Speedy Gonzales, pero ahora los internautas piden cancelar uno de los éxitos más taquilleros de los años 70, Vaselina, ya que consideran que está plagada de “racismo”, “sexismo” y “homofobia”.

La polémica comenzó a inicios de este año, cuando la BBC programó la película Grease (Vaselina en español) sin pensar en que provocarían una gran controversia. Tras la proyección, muchos internautas encontraron en Twitter el escenario perfecto para quejarse de las conductas que ahora son consideradas inapropiadas.

Entre los comentarios que abundaron en las redes sociales, resaltaron aquellos en los que catalogaron al filme protagonizado por Olivia Newton-John y John Travolta como “racista”, “sexista”, “agresiva sexual” y “hasta homofóbica”.

“Vaselina apesta en muchos niveles y el mensaje es pura misoginia” o “Es la pieza de mierda más sexista”, son dos de las opiniones que retomaron el Daily Mail.

Internautas encontraron en Twitter el escenario perfecto para quejarse de las conductas que ahora son consideradas inapropiadas.Internautas encontraron en Twitter el escenario perfecto para quejarse de las conductas que ahora son consideradas inapropiadas.

El mismo rotativo destacó que hay dos escenas que generaron especial incomodidad: en la que uno de los amigos de Danny intenta ver debajo de las faldas de sus compañeras y cuando en la canción Summer Nights insinúan que Sandy pudo resistirse a su encuentro romántico.

Los internautas también mostraron su enojo por el comportamiento de Betty Rizzo, interpretado por Stockard Channing, el cual fue acusado de criticar a Sandy con el tema musical Look At Me I’m Sandra Dy este mismo personaje también fue atacado porque en la película es marginado por sostener relaciones con varios hombres y especialmente con T-Bird Kenickie sin condón, lo que la lleva a pensar que podría quedar embarazada.

El abordamiento de la homosexualidad tampoco gustó a las nuevas generaciones, ya que el personaje de Vince Fontaine fue duramente criticado.

A pesar de las críticas, se debe considerar que la película fue estrenada en 1978 y ambientada en una escuela secundaria de 1958, época en la que la homosexualidad aún no era despenalizada en Estados Unidos.

Al respecto, Olivia Newton-John ya se ha pronunciado sobre esta situación según el Daily Mail: “Es una película y una historia divertida y nunca me lo he tomado demasiado en serio”.

Esta semana otros casos cobraron gran revuelo, como el de Pepe Le Pew y Speedy Gonzales, en donde vieron racismo, sexismo y violaciones.

Charles M. Blow, columnista del diario The New York Times, aseguró que durante su infancia, existieron dibujos animados y juguetes a su parecer nocivos para los niños: “Algunas de las caricaturas que puedo recordar incluyen a Pepe Le Pew, quien normalizó la cultura de la violación”.

Según el periodista, la caricatura normaliza la cultura de la violación y el acoso al asediar invasivamente a la gatita Penélope Pussycat.

Charles señaló también en su columna que durante su infancia, existieron dibujos animados que promovieron estereotipos hacia otros grupos raciales, y en ese aspecto otro emblemático personaje de la Warner Bros fue señalado como ya lo había estado anteriormente: “Speedy Gonzales, cuyos amigos ayudaron a popularizar el estereotipo corrosivo de los mexicanos borrachos y letárgicos; y Mammy Two Shoes , una criada negra y corpulenta que hablaba con fuerte acento”, escribió el autor.

“El racismo debe de ser exorcizado de la cultura, incluida, o tal vez especialmente, de la cultura infantil”, indicó Blow en su referida columna.

/gap