George Lucas tenía un acuerdo con Fox para mantener 40% de los ingresos brutos de la película original, pero vendió LucasFilm a Disney en 2012 por 4.000 millones de dólares.
Protagonizada por los relativamente novatos Mark Hamill, Carrie Fisher y Harrison Ford en los papeles de Luke Skywalker, Pricesa Leia y Han Solo, “Star Wars: Episodio IV – Una nueva esperanza” se estrenó el 25 de mayo de 1977.
Tras el estreno de “Rogue one”, Mark Hamill, quien le da vida a Luke Skywalker, comentó que el orden para ver la saga sería: “Siempre he pensado que hay que verlas en el orden en que fueron estrenadas. Pero ahora… puede que esté equivocado, porque si las ves por primera vez, probablemente veas I, II, III, IV, V, VI… eh… y Rogue One? Es difícil. ¡Rogue One está antes que la IV! Sí, así que verías I, II, III, Rogue One, IV, V, VI, VII, VIII… Supongo”.
Escrita y dirigida por George Lucas, y con la actuación de Mark Hamill, Carrie Fisher y Harrison Ford en los papeles de Luke Skywalker, Pricesa Leia y Han Solo, entre otros, el 25 de mayo de 1977 las pantallas del mundo se iluminaron con lo que, con el correr del tiempo y hasta la actualidad, es uno de los mayores sucesos de la ciencia ficción: “Star Wars” (La guerra de las galaxias), una película que luego pasaría a llamarse “Episodio IV: Una Nueva Esperanza”.
Estas películas serán independientes de la saga Skywalker y de la nueva y recientemente anunciada trilogía que está desarrollando Rian Johnson, guionista y director de “Los últimos Jedi”.
16 años después, George Lucas retomó la saga y lanzó “Star Wars: Episodio I – La amenaza fantasma” (1999), ambientada en los años previos a la anterior. Esta trilogía se completó con “Star Wars: Episodio II – El ataque de los clones ” (2002) y “Star Wars: Episodio III – La venganza de los Sith” (2005).