Un suave y triste piano da la bienvenida antes que una voz masculina murmure “turn around”. El rasposo y poderoso registro vocal de Bonnie Tyler irrumpe declarando que a veces se siente sola, pero sabe que él nunca va regresar.

Si la cantante galesa estuviera describiendo los síntomas de una enfermedad, sería diagnosticada con un “eclipse total del corazón”.

Publicada en 1983, la canción que hizo brillar a Tyler desde la cima de los ránkings musicales, originalmente no era para ella. A finales del 78 la artista resonaba en las radios con la desgarradora “It’s a heartache”, y no mucho más, tras la dramática caída de los listados.

A comienzos de los 80, Tyler decidió dar un giro para revivir su carrera. Abandonó el sello discográfico RCA para firmar por Columbia Records en 1984. Al momento de iniciar conversaciones para su nuevo disco -el quinto de su carrera-, le preguntaron con quién quería trabajar, a lo que ella respondió: con quien sea que escribe para Meat Loaf.

¿Por qué el compositor de Meat Loaf?

“Estaba viendo Meat Loaf cantando ‘Bat out of hell’, y quedé como “¿Qué? Amo esta canción”, dijo la cantante en entrevista con The Nation’s favourite 80s Number One.

Por ello, cuando en Columbia Records le preguntaron con quién quería trabajar, la artista respondió que quería al compositor de la banda hard rock. El sello tomó su solicitud como una broma, pero Tyler estaba decidida: “Le voy a preguntar”.

El letrista que Bonnie estaba empecinada en encontrar era Jim Steinman, el autor de los mayores éxitos de la banda liderada por Michael Aday. Y cuando logró contactarlo, Steinman rechazó la oferta.

“Estaba un poco sorprendido de que me quisiera a mí, pero mi segundo pensamiento fue que sería un verdadero desafío. Después pensé que ella tenía una de las voces más apasionadas que había escuchado en el rock & roll desde Janis Joplin”, relató Jim Steinman a Rolling Stone.

El compositor no se convenció hasta recibir unos demos de Tyler. Luego de escuchar aquella particular voz y estilo, decidió invitarla a su departamento en Nueva York para trabajar algunas piezas musicales.

Steinman reprodujo “Goin’ through the motions” de Blue Oyster Cult y “Have you ever seen the rain?” de Creedence Clearwater Revival y, tras ver su aprobación, decidió trabajar con ella. Tiempo después, el productor reconoció que si Tyler rechazaba esas canciones, no habría aceptado producir su disco.

“No me dijo hasta un tiempo después que si no me hubiesen gustado esas canciones, no habría disfrutado trabajar conmigo, porque sentiría que no pensábamos en los mismos términos”, dijo Tyler para la revista People al promocionar la canción.

Claramente a Steinmen le gustaba poner a prueba a sus posibles colegas. De hecho, confesó en conversación con Time que escribió la canción para “alardear” frente a Bonnie. “Nunca pensé que resultaría en una una especie de oración”.

Según detalla un reportaje del periódico australiano, The Herald Sun, “Total eclipse of the heart” no fue creada a partir de la llamada de Bonnie Tyler, era otro de los posibles éxitos de Meat Loaf.

Sin embargo, coincidió con una época en que el sello sugirió a Meat Loaf componer sus propios temas, por lo que Steinman tomó este tema y “Making love out of nothing at all”, y las ofreció a Tyler y Air Supply, respectivamente.

Jim Steinman y Bonnie Tyler.

Una canción de vampiros

“Vampires in love” era el título original del sencillo, y fue escrita cuando Jim Steinman trabajaba en un musical titulado Nosferatu.

“Estaba intentando crear una canción de amor cuando recordé que había escrito una sobre vampiros enamorados. Si escuchan la letra con atención, son versos de vampiros. Habla de oscuridad, el poder de la oscuridad y el lugar del amor en ella”, explicó el letrista.

“Siempre me gustó escribir sobre el otro lado del amor, el lado oscuro. Un eclipse parecía ser la imagen perfecta para describir cuando alguien se siente completamente abrumado por el amor. Es como un eclipse, no hay luz”, detalló el productor estadounidense.

Pero que Bonnie Tyler popularizara la canción, no fue impedimento para que cumpliera su propósito original. “Total eclipse of the heart” fue incorporada en el musical Dance of the vampires (1997), show que Steinman tuvo que escribir en un mes y medio, según dijo en entrevista con Playbill.

La banda sonora de los eclipses

“Total eclipse of the heart” fue publicado en el disco Faster than the speed of night, el quinto de la discografía de Bonnie Tyler.

Steinman lo dijo, es sobre aquella sensación de estar abrumado por el amor y perder la imposibilidad de ver la luz. Pero, de alguna manera, “Total eclipse of the heart” es recordada cada vez que se anuncia un eclipse.

De hecho, Spotify registró un incremento del 75% en las reproducciones de la canción para el eclipse solar de marzo de 2016.

El sencillo de 1983 permanece como un hit inmortal que, si bien aumenta su popularidad ante tal evento astronómico, es un clásico de las jornadas de karaoke alrededor del mundo.

“Dios sabe por qué, porque no es fácil de cantar. Es una hermosa canción, masiva, que no perece, y que escuchas en la radio todo el tiempo. Ya sea que haya un eclipse o no”, dijo Tyler en la publicación de Time.

Comenta

/gap