Barbijo solidario de los Rolling Stones - We've Got You Covered
Barbijo solidario de los Rolling Stones – We’ve Got You Covered

Hasta no hace mucho tiempo, los tapabocas eran exclusividad de los chicos del K-pop. Ni hablar del personal sanitario, de los pacientes en riesgo y de los trabajadores obligados a proteger sus vías respiratorias. Pero los barbijos de colores, intervenidos, con dibujitos, formaban parte del uniforme de los intérpretes y seguidores del fenómeno surcoreano. Con la llegada del coronavirus, este accesorio que podía pasar por antipático, se ha convertido en un producto más de merchandising y los grandes artistas del mundo le han puesto su firma para ayudar a los afectados de la industria musical.

“Todas las ganancias se donan a obras de caridad”, esa es la consigna para que bandas como My Chemical Romance The Rolling Stones hayan dejado que sus logos figuren en los tapabocas de Bravado. También solistas como Ariana Grande y Billie Eilish han ofrecido sus nombres para la causa apoyada por esta compañía que pertenece a un importante sello discográfico. La iniciativa se llama “We Got You Covered” (“Te tenemos cubierto”, en inglés) wegotyoucoverednow.com y apunta directamente a colaborar con los que vieron afectada su economía por el virus que, más allá de lo material, ya se ha cobrado la vida de miles de personas

Barbijo solidario de Bob Marley - We've Got You Covered
Barbijo solidario de Bob Marley – We’ve Got You Covered

En la actualidad hay más de 3 millones de infectados por COVID-19 en el mundo y los expertos aseguran que el uso de tapabocas previene el contagio. Es, por ahora, el único método conocido para evitar la propagación, más allá del lavado de manos y el confinamiento social. Hasta que llegue la vacuna o el tratamiento, los barbijos serán los elementos más requeridos, por eso se acaban en las farmacias los descartables, escasean los de uso profesional y en redes sociales abundan los tutoriales para hacerlos en casa con telas, elásticos y hasta tazas de corpiños.

Estos barbijos con logos de bandas, a modo de merchandising oficial, se venden por 15 dólares y las ganancias se destinan directamente a MusiCares, una entidad benéfica que se ocupa de brindar asistencia a los trabajadores de la industria de la música en momentos de necesidad. Este sector es uno de los más golpeados económicamente por la pandemia, ya que los shows en vivo se van suspendiendo y reprogramando a medida que pasan los meses y aunque muchos esperan que se recupere la escena para la primavera sudamericana (septiembre/octubre de 2020), en Europa se habla del otoño (marzo/abril de 2021).

Barbijo solidario de Aerosmith - We've Got You Covered

Barbijo solidario de Aerosmith – We’ve Got You Covered

Lo que se ha dado en llamar “la nueva normalidad” -salir del desconfinamiento en etapas, mientras no haya una vacuna para el coronavirus- no contempla en absoluto los eventos masivos. Sí se habla de salas a un tercio de su capacidad y de shows que no superen un aforo de 50 personas, pero las grandes multitudes tendrán que esperar para volver a juntarse y transpirar hombro con hombro en un mismo estadio. Por eso, más allá de los músicos, se ven afectados productores, escenógrafos, iluminadores, agentes de prensa, gastronómicos y un sinfín de profesionales que forman parte del mundo del espectáculo. La falta de ingresos es un problema gravísimo para todos estas personas y sus familias, de modo que la ayuda de MusiCares es un paliativo frente a la desesperanza.

Desde la marca que las produce, aclaran que estas máscaras son lavables y reutilizables, pero aclaran que no son dispositivos médicos ni se pueden tener en cuenta como equipo de protección personal. A través de un comunicado, el CEO de Bravado, Mat Vlasic, comentó: “Estoy agradecido de trabajar con artistas y socios apasionados y motivados de ofrecer un programa que respalde a los que más lo necesitan durante este periodo sin precedentes”. En la página oficial, por las dudas, aclaran que “el uso de máscaras faciales de tela no lo protege contra COVID-19”. Es un freno, nada más.

Barbijo solidario de Billi Eilish - We've Got You Covered

Barbijo solidario de Billi Eilish – We’ve Got You Covered

En el caso de My Chemical Romance, su mascarilla facial tiene una connotación sentimental para el grupo ya que había sido idea de Lauren Valencia, su manager, quien murió de cáncer en 2019. También las hay de Bob Marley y de Blackpink, las chicas cuyo estilo ya estaba cerca de la tendencia. Los artistas del k-pop y sus seguidores usan desde hace años barbijos con estilo y tiene que ver con que, en esa región asiática, respetan mucho cualquier tipo de gripe y vienen siendo previsores desde antes de que llegara el coronavirus. También puede ser un buen método de tapar una cara sin maquillaje en medio de una larga gira, pero eso es solo una elucubración de los fans.

El que estuvo rápido para los negocios, pero quedó mal parado fue el equipo de marketing de J Balvin. La estrella del reggaetón lanzó hace poco más de un mes su disco Colores, un trabajo más ligado a lo espiritual que nunca, con canciones de nombre cromático y videos súper producidos. Y en su nombre, se pusieron a la venta –entre otros productos- unos tapabocas con la carita feliz, sello del músico colombiano. Lo peor de todo fue que en redes sociales se promocionaron de un modo casi salvaje, apurando a comprarlos en las siguientes 24 horas. La campaña publicitaria exclusiva y veloz se desarrolló al mismo tiempo que en el mundo empezaba a cundir el pánico por la falta de elementos para protegerse, la cuarentena se volvía una realidad en casi todo el mundo y las cifras de mortalidad en Asia y Europa llegaban a lo más alto.

Barbijo solidario de Sinatra - We've Got You Covered

Barbijo solidario de Sinatra – We’ve Got You Covered

“El tweet sobre las máscaras sí salió de mi cuenta, pero NO FUE con mi consentimiento, ya hablé con el equipo de marketing y sí está muy mal hecho, ofrezco mil disculpas. Esa no es la forma en la que yo actúo, menos en un momento como este”, explicó J Balvin después, cuando ya un montón de usuarios habían puesto el grito en el cielo. En la web oficial de la organización que ayuda a los músicos, Dave Navarro escribió: “MusiCares ha tocado la vida de mucha gente de la música que conozco y la industria se ve profundamente beneficiada por los servicios que ofrece MusiCares. Todos los días, durante todo el año, MusiCares salva vidas”. Por ahora son los artistas anglosajones los que se han sumado a esta cruzada sanitaria y solidaria. Bien podría ser J Balvin el que abra el juego a los músicos latinos y echar así, de paso, un tapabocas de piedad.